¿Alto Rendimiento o todo al mismo tiempo?

¿Alto Rendimiento o todo al mismo tiempo?

Vamos a ver… la gran pregunta para hoy es:

¿Cómo mantenernos o cómo convertirnos en personas de alto rendimiento?

Así que, basándome en el último libro de Brendon Burchard – “High Performance Habits”, que estoy leyendo y te lo recomiendo, voy a dejarte aquí un texto “cortito”, sobre los hábitos que debemos desarrollar para lograr un alto rendimiento, el autor los llama HP6 – son seis:

Claridad: La claridad es la hija del pensamiento cuidadoso y la experimentación consciente. Proviene de hacerse preguntas continuamente y refinar aún más tu perspectiva de la vida.

“No preguntes qué necesita el mundo. Pregúntate qué te hace vivir y hazlo. Porque lo que el mundo necesita son personas que hayan cobrado vida” – Howard Thurman

Con este pensamiento, lo que el autor nos invita a pensar es que busquemos aquello que nos hace vibrar, aquello en lo cual nuestra mente fluye y nuestros pensamientos no paran de producirse, aquello que nos da vida y que por lo tanto nos ayudará a TRANSMITIR esa vitalidad hacia nuestros proyectos y hacia las personas a nuestro alrededor.

Entonces pregúntate: ¿Qué es aquello que te hace vibrar y que da sentido a tu vida? Haciendo referencia también al libro de Mihaly CsikszentmihalyiFLOW, donde se habla justamente de esto, cómo “fluimos” cuando estamos haciendo aquello que nos hace felices.

Energía: Aquí es donde necesitamos de gran compromiso con nosotros mismos, ya que incluye comenzar algunas nuevas prácticas diarias como: comer sano, hacer ejercicio, dejar de preocuparnos por algunas cosas e incluso cambiar nuestra rutina para mejorar nuestra vitalidad mental, emocional y física.

Justamente en el preocuparnos perdemos energía, por lo tanto según el autor y por práctica personal puedes hacer lo siguiente:

  • Definir las cosas que más te tensionan cada día.
  • Identificar una forma de liberar esa tensión, por esto yo empecé comentando acerca del ejercicio, pero claro depende la persona… puede ser que la música, la pintura, o que se yo… te ayuden a liberar esas tensiones.
  • Desarrollar algunas rutinas que te hagan sentir positivo a lo largo del día, para que la energía de la mañana no se acabe al medio día.
  • Y un consejo que lo vimos en el artículo de José Antonio González, al despertarte cada mañana toma 10 minutitos para tí mismo y pregúntate – ¿Cuáles serán las emociones positivas para este día? ¿En las cuales te enfocarás?

Necesidad: Este nivel mide el compromiso emocional que tenemos para dar cada día lo mejor de nosotros y servir a otros con excelencia. La necesidad nace del cruce entre nuestra fuerza interna (nuestro por qué) y nuestra fuerza externa (cómo servimos a los demás).

“Habla contigo mismo en voz alta, acerca de tu “por qué” y compártelo con otros. Esto te motivará a vivir en congruencia con tus compromisos. Entonces, la próxima vez que quieras aumentar tu necesidad de alto desempeño, declara para ti mismo y a los demás lo que quieres y por qué lo quieres”.

Otro librito para recomendar 😉… Start with Why de Simon Sinek que encierra todo lo que puedes leer sobre el definir y comunicar TU POR QUÉ.

Productividad: Los fundamentos de ser más productivos son establecer metas y mantener la energía y el enfoque. Sin objetivos, no hay foco, no hay energía, y podemos ahogarnos ¡Ufff!

La productividad comienza con metas. Cuando tienes metas claras y desafiantes, tiendes a estar más concentrado y comprometido, lo que conduce a una mayor sensación de flujo y disfrute de lo que estás haciendo. *Csikszentmihalyi, M (1996); Locke, E. A., & Latham, G. P. (1990).

En mi post podrás ver muchos consejos sobre productividad que varios miembros de esta maravillosa red, han colocado, por resumir algunos de ellos:

Colocar horarios para revisar el correo electrónico

Priorizar

Hacer una matriz Urgente/Importante

Hacer pausas entre una actividad y otra, por ejemplo caminar

Sin embargo, el autor de este libro además de sugerirnos varios de estos consejos, nos invita a profundizar en nosotros mismos a partir de:

Definir lo que más importa para nuestra carrera profesional, sueño, negocio, etc.

Definir las cosas que debo “dejar de hacer”, es decir que no aportan a este primer propósito.

Marcar el tiempo que vas a dedicar a este propósito en base semanal.

Definir las metas para este plan, así mismo indicar las acciones y los tiempos.

Estudiar a las personas que ya han sido exitosas en algo similar y

Desarrollar las habilidades que necesitas para alcanzar estas metas.

Influencia: Definida como la capacidad para construir sobre las creencias y comportamientos de otras personas, para lograr lo que deseas. Significa que puedes hacer que las personas crean en ti o en tus ideas, te apoyen, sigan o tomen las medidas que solicites para cumplir una meta.

El autor del libro nos recomienda tres pasos:

Apoyar a las personas a nuestro alrededor a desarrollarse: pensando acerca de ellas mismas, acerca de otras personas y del mundo.

Desafiar a las personas a crecer: observando su carácter, sus conexiones y contribuciones. Retándolos activamente a desarrollar esas primeras tres cosas más profundamente y por último

Desarrollar un modelo para inspirar a otros CADA DÍA: inspirarlos a creer en sí mismos, a dar lo mejor y servir con integridad, con el corazón y excelencia.

Coraje: El coraje no significa que no tengas miedo; sino más bien que has tomado acción y persistido A PESAR DEL MIEDO.

Para profundizar en este tema, no puedo más que recomendarles el artículo de Philippe Arnoux donde profundizamos sobre el coraje.

Y el autor nos recomienda tres pasos que pueden apoyarte:

Honrar la lucha: es decir AMAR el camino que es muy importante y que personalmente pienso que es una de las cosas que más fuerza mental puede darte. Analizar lo que has construído y no solamente enfocarte en resultados. Así verás tus conquistas a lo largo DEL CAMINO.

Compartir tu verdad: que va de la mano con lo que hablamos antes sobre TU POR QUÉ, esas cosas que están en tu interior que te apoyan a seguir adelante.

Encontrar a alguien por quien luchar: nada más importante que esto porque como siempre digo, somos seres humanos y luchamos por algo más profundo que nosotros mismos, luchamos por las personas a nuestro alrededor, por un proyecto de vida, por un proyecto familiar o simplemente por alguien en especial.

Perdón no salió tan “cortito”… pero creo que he podido resumir algunos puntos importantes de este tan importante texto de Brendon Burchard. Y hacer algunos aportes personales, así como de miembros de esta red.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *