Coaching de Ejecutivos y Líderes

“Se define como una relación de apoyo formada entre un ejecutivo que tiene la autoridad de gestión y responsabilidad en una organización y el coach, que utiliza una amplia variedad de técnicas y métodos conductuales para ayudarlo a alcanzar un conjunto de metas mutuamente identificado, con el fin de mejorar su desempeño profesional y la satisfacción personal y por lo tanto, incrementar la eficacia de la organización donde trabaja; dentro de un acuerdo de coaching formalmente definido”.
Richard R Kilburg in Executive Coaching: Developing Managerial Wisdom in a World of Chaos, pages 65 and 67.

“La esencia del coaching ejecutivo es, apoyar a los líderes para conseguir despegarse de sus dilemas y ayudarles a transferir su aprendizaje en resultados para la organización.”
Mary Beth O’Neill “Executive Coaching with Backbone and Heart” page 5.

Podemos decir que es un proceso de entrenamiento y transformación, mediante el cual los ejecutivos aprenden a ser conscientes de la importancia del lenguaje sobre sus interpretaciones y sus acciones y en consecuencia en la obtención de resultados y calidad de vida. Con COACHING EJECUTIVO, se obtiene el mayor potencial de la persona, ayudándola a hacer el mejor uso posible de su conocimiento, inteligencia y experiencia.

Entre otros los beneficios del coaching ejecutivo están:

  • Ayudar al ejecutivo a desarrollar nuevas habilidades para acceder a un nuevo cargo dentro de la organización como consecuencia de un cambio en su estructura.
  • Asistir a ejecutivos de alto rendimiento cuyo estilo de personalidad influye negativamente en sus relaciones con sus pares, liderados o clientes.
  • Desarrollar el horizonte profesional de sus expectativas laborales.
  • Realizar un seguimiento en cambios de rendimiento de 360º
  • Incrementar la capacidad del ejecutivo para gestionar y dirigir una organización (planificación, control, visualización, desarrollo de los liderados, etc.)
  • Desarrollar las habilidades directivas, como: comunicación eficaz, delegación, empatía, orientación al logro, etc.
  • Mejorar las técnicas de liderazgo, gestión y creación de equipos.
  • Asistir al ejecutivo para que sea capaz de trabajar más eficazmente en una estructura organizativa cambiante.
  • Trabajar con un líder para asistir a los demás en los procesos de transición.

Además, el COACHING EJECUTIVO logra desarrollar algunas de las habilidades directivas definidas como competencias de liderazgo:

  • Orientación al logro y resultados
  • Gestión y desarrollo de personas
  • Capacidad de anticipación
  • Auto-liderazgo
  • Planificación y organización
  • Comunicación eficaz
  • Delegación
  • Orientación al cliente
  • Gestión del tiempo
  • Gestión de las emociones
  • Dar y recibir Feedback
  • Influencia y persuasión
  • Innovación
  • Visión global
  • Autoconfianza
  • Dirección de las personas
  • Gestión y desarrollo de equipos
  • Gestión y aceptación del cambio
  • Autocontrol
  • Escucha activa