Convirtiéndote en el Jefe – Parte 2

Convirtiéndote en el Jefe – Parte 2

Voy a empezar por referirme al cuadro resumen del artículo anterior, donde expuse los mitos y realidades de convertirse en el Jefe… así que por hoy vamos a conversar sobre..

¿Por qué los nuevos gerentes no lo consiguen,
y por qué cuesta la adaptación al nuevo cargo?..  

Sin querer decir que los gerentes que comienzan a serlo, siempre fracasan en su nuevo papel, el asunto es que al menos inicialmente cuesta mucho la adaptación, porque llegan a su posición con conceptos erróneos o mitos sobre lo que significa ser un jefe y descuidan las responsabilidades clave de liderazgo.

La autoridad vs. la negociación

Los nuevos gerentes suelen centrarse en los derechos y privilegios que vienen con ser el jefe, asumen que la posición les dará más autoridad y, con eso, más libertad y autonomía para hacer lo que crean que es mejor para la organización, incluso pueden llegar a pensar que ya no serán “cargados por las demandas de otros”.

Los nuevos gerentes que inician su posición con esta asunción hacen frente a un despertar diría ¡difícil!, ya que en lugar de ganar nueva autoridad, se encuentran atrapados por interdependencias. En lugar de sentirse libres, se sienten limitados, especialmente si estaban acostumbrados a la relativa independencia de ser UN actor estrella. Están enredados en una red de relaciones, no sólo con los subordinados sino también con los jefes, compañeros y otros dentro y fuera de la organización, todos haciendo demandas sobre ellos, convirtiendo su rutina diaria en presionante y agitada.

“El hecho es que no estás en control de nada”. “La única vez que puedes tener el control es cuando cierras tu puerta, y justamente ahí sientes que no estás haciendo el trabajo que se supone que debes hacer, que es: estar con la gente”.

Hasta que no renuncies al mito de la autoridad para la realidad de la negociación de las interdependencias, como nuevo gerente será complicado conducir eficazmente. Como hemos visto, esto va más allá de la gestión del equipo de reportes directos y requiere administrar el contexto dentro del cual el equipo opera.

A menos que identifiques y construyas relaciones efectivas con la gente clave a todos los niveles, liderados, pares y superiores, la autoridad se verá cada vez más lejos de alcanzar.

Las Interdependencias y la Credibilidad

Pero… no te sientas abrumado… ser Gerente es toda una aventura y a pesar de las interdependencias podrás ejercer algún poder. Solo debes tomar en cuenta que el poder NO se basa en la autoridad formal que viene con tu posición ahora alta, bien relativa, en la jerarquía.

Porque esta suposición de funcionamiento lleva a muchos a adoptar un enfoque práctico y autocrático, no porque estén ansiosos de ejercer su nuevo poder sobre las personas, sino porque creen que es la forma más efectiva de producir resultados.

Como nuevo gerente es importante aprender rápidamente que, cuando a tus reportes directos les “dices” que hagan algo, no necesariamente responden. De hecho, cuanto más talentoso es el subordinado, menos probable es que siga órdenes. (Incluso algunos de nosotros que ya fuimos nuevos gerentes, podríamos admitir que no siempre escuchamos a nuestros jefes tampoco).

Después de unas pocas experiencias dolorosas, los nuevos gerentes llegan a la inquietante comprensión de que la fuente de su poder es, “todo menos” la autoridad formal. Es decir, la autoridad emerge sólo cuando el gerente establece credibilidad con los subordinados, compañeros y superiores.

Necesitan demostrar su carácter

La intención de hacer lo correcto. Esto es de particular importancia para los subordinados, que tienden a analizar cada declaración y el gesto no verbal intentando visualizar los motivos del nuevo jefe. Tal escrutinio puede ser desconcertante, porque las personas son cautelosas, y realmente tienes que ganártelas.

Vas a necesitar demostrar tu competencia, saber cómo hacer lo correcto. Esto puede ser problemático, porque los nuevos gerentes sienten inicialmente la necesidad de probar sus conocimientos técnicos y destreza, los cimientos de su éxito como artistas individuales. Pero si bien la evidencia de la competencia técnica es importante para obtener el respeto de los subordinados, no es en última instancia el área de competencia principal que buscan los reportes directos.

Tus reportes directos quieren hoy más que nunca un trabajo de liderazgo, no puedes decir qué hacer, necesitas influenciar para que se haga, no puedes tomar decisiones por ti mismo, sin llegar a un consenso, no dependes NUNCA MÁS de tí mismo, dependes de todo el mundo, ¡toda una aventura!!

La influencia

La capacidad de entregar y ejecutar lo correcto. No hay nada “peor que trabajar para un jefe sin poder”. Ganar y manejar la influencia dentro de la organización es particularmente difícil porque, como he señalado, los nuevos gerentes son los “pequeños jefes” de la organización.

“Yo estaba en la cima del mundo cuando supe que finalmente fui promovida”. “Me sentía como si estuviera en la cima de la escalera que había estado escalando durante años. Pero de repente me sentí como si estuviera en el fondo de nuevo, excepto que esta vez ni siquiera estaba claro cuáles eran los peldaños y dónde hacia dónde estaba subiendo “.

Una vez más, vemos a un nuevo gerente caer en la trampa de confiar demasiado en su autoridad formal como su fuente de influencia.

En cambio, necesita construir su influencia creando una red de relaciones fuertes e interdependientes, basadas en credibilidad y confianza, a través de su equipo y de toda la organización – ¡una hebra a la vez!.

Estos son sólo algunos de los detalles más importantes sobre todo lo que un Nuevo Gerente puede hacer para desarrollar su Liderazgo:

  • La autoridad vs. la negociación
  • Las Interdependencias y la Credibilidad
  • Carácter, e
  • Influencia

No dejes de leer la próxima semana el artículo Convirtiéndose en el Jefe – Part 3… y por supuesto, espero tus comentarios sobre las experiencias que ya viviste al enfrentar este cambio, y lo que hoy estás haciendo para que, quienes se están formando contigo, logren ser gerentes con menos dificultades.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *