Las 21 Leyes del Liderazgo John Maxwell

Las 21 Leyes del Liderazgo John Maxwell

Si bien es cierto sobre Liderazgo se ha escrito muchísimo, no es menos cierto que siempre podemos aprender cosas nuevas en las cuales fortalecernos, así que aprovechando la recomendación de un colega sobre el libro de John Maxwell, “Las 21 Leyes Irrefutables del Liderazgo”, voy a desarrollar el tema a lo largo de las próximas semanas… ¡no se pierdan esta serie! … porque vamos a recorrer un camino del cual se habla mucho y que al final exige mucho de nosotros.

Así que, ¡aquí vamos!… por hoy a hablar de las 10 primeras leyes del Liderazgo… según John Maxwell.

No. 1 La Ley del Límite.

El liderazgo tiene un límite, que es ¡el de tu potencial!. Para aumentar tu potencial necesitas aumentar tu nivel de liderazgo. La buena noticia es que tu puedes aumentar tu habilidad de liderar, elevando tu potencial.

No. 2 La Ley de la Influencia.

El liderazgo es influencia; nada más, nada menos. Y ganamos influencia cuando añadimos valor a otros “intencionalmente”.

No.3 La Ley del Proceso.

El liderazgo se desarrolla diariamente, no en un día. Los libros y eventos no pueden convertirte en un líder. Hay que aprender, crecer, aplicar y adaptar, no es instantáneo, sino más bien un proceso.

No.4 La Ley de la Navegación.

Cualquiera puede llevar el timón, pero se necesita un líder para hacer la carta de navegación, pues para llegar al destino correcto mañana, es importante hacer las cosas correctas hoy, por esto es importante manejar los detalles del quehacer diario, y administrarlos.

No. 5 La Ley de la Acción.

Los líderes añaden valor a otros, sirviéndolos. Los mejores líderes son aquellos que tienen un corazón, una actitud y acciones de servicio hacia otros, porque es así como consigues aprender todos los días.

No. 6 La Ley del Terreno Sólido.

La confianza es el fundamento del liderazgo. La gente no seguirá a líderes de los cuales desconfía, por esto es importante ser muy fuerte por dentro, para que ese “terreno sólido interno” proyecte confianza hacia las personas.

No. 7 La Ley del Respeto.

Por naturaleza, la gente sigue a los líderes que se han ganado su respeto. Pero el otro lado de la moneda es que eres responsable de continuar ganando ese respeto día tras día, es una demanda constante..

No.8 La Ley de la Intuición.

Esta ley y la de momento oportuno son las más difíciles de explicar. Ésta favorece a los líderes innatos, aquellos que tiene habilidad innata para dirigir, pero no todos somos intuitivos, por lo que es importante colocar en tu círculo íntimo a alguien que sí lo es. Los líderes intuitivos ven más lejos que los demás y antes que los demás por lo que a la hora de tomar decisiones es muy importante tomarlos en cuenta. Si no eres intuitivo en liderazgo, eso no es un problema. ¡Nadie es excelente en cada una de las 21 leyes! Es bueno saber en qué áreas eres excelente y en cuáles no, a fin de rodearte de aquellos que son buenos en las áreas de tus flaquezas.

No. 9 La Ley del Magnetismo.

Tú atraes a quien es como tú. Dice el refrán: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. La gente que consigues en tu organización no son los que deseas sino los que son como tú. Por lo tanto, tienes que ser intencional en buscar personas que son distintas a ti, para lograr que tu equipo esté bien equilibrado y vuelvo a otro refrán “somos la media de las 5 personas de las que nos rodeamos”.

No. 10 La Ley de la Conexión.

Los líderes tocan el corazón antes de pedir una mano. ¡La gente no irá contigo si no se lleva contigo! Hay que hacer la conexión emocional antes de poder moverlos físicamente. Las relaciones son el fundamento de un liderazgo exitoso.

Como en uno de estos párrafos, es casi imposible ¡ser excelente en TODAS las leyes del Liderazgo!, pero si es muy importante intentar desarrollar nuestras fortalezas y trabajar en nuestras debilidades, partiendo del autoconocimiento, para lograr enriquecer nuestr labor como líderes de equipos, al final somo una fuente de inspiración para conseguir las metas de una organización y por supuesto las nuestras y de nuestros colaboradores… ya se pusieron a pensar ¡la gran responsabilidad que tenemos al convertirnos en líderes de un equipo!.

Espero sus comentarios como siempre, no duden en dejar sus inquietudes por aquí que nos enriquecemos todos.

Continúa la próxima semana…

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *