¿Nací así o aprendí a relacionarme con las personas?

¿Nací así o aprendí a relacionarme con las personas?

Mi mamá dice que yo era una niña a la que le gustaba estar con las personas, y hasta el día de hoy la verdad es que me encanta estar con las personas, y quizá esta es la razón por la cual me dedico a trabajar en el Desarrollo Humano con apoyo del Coaching… pero NO dejes aquí la lectura.. NO voy a hablar de mí, solo voy a empezar por mí.. porque es medio extraño esto de contarles que a mí me gusta estar con las personas y quizá nací así, ¿no?.

Pues bien, hoy por mi trabajo me gusta también leer, e investigar sobre el tema de competencias emocionales y dentro del grupo de estas, se encuentran las habilidades sociales o conciencia social (técnicamente hablando), y frente a esto varias investigaciones que he leído indican, que este tipo de habilidades se adquieren, las personas no necesariamente nacemos con estas habilidades, y dentro de estas investigaciones, varios estudios se han desarrollado sobre los temas de la timidez, e igualmente sobre si un niño nace o no tímido.

“Las situaciones sociales conllevan sus propias presiones y las personas son más o menos buenas reconociéndolas y adaptándose a ellas. Existen reglas no escritas y a veces formales sobre cómo vestimos, actuamos o incluso cómo hablamos de manera diferente en el trabajo, en casa y en ciertos tipos de restaurantes. Algunas personas se esfuerzan por adaptarse, otras se aseguran de ser ellas mismas”.

“La conciencia social o habilidad social mide tu percepción de cómo eres consciente de las diferentes situaciones y cómo adaptas tu comportamiento basándote en este conocimiento”.

Si la conciencia social es baja, en algunas situaciones podrías sentirte:

  • Inquieto en escenarios sociales poco familiares e inseguro de cómo comportarte, lo que puede hacer que se sienta incómodo.
  • No te adaptas a escenarios sociales diferentes, pero simplemente actúas como de costumbre.
  • Probablemente preferirás puestos o situaciones que impliquen trabajar en equipos pequeños o en los que no se espere socializar después del trabajo con una amplia variedad de personas.

Pero ¡no te preocupes!.. de todo lo que he leído, puedo decir que ciertamente un bebé es un “lienzo en blanco”, que por supuesto, tiene la genética que carga desde que fue concebido, pero también es cierto que el mundo que nos rodea, y principalmente nuestros padres, influyen en el desarrollo de nuestras habilidades sociales.

Así que de nuevo, NO te preocupes, porque la verdad es que se pueden desarrollar, SI, las habilidades sociales SI SE PUEDEN desarrollar, por eso quería compartir algunos pocos TIPS para que lo consigas y también voy a hacerte algunas recomendaciones de lecturas, así que quédate hasta el final…

  1. Primero: necesitas saber  en qué porcentaje YA has desarrollado las habilidades sociales, así como también otras competencias emocionales. Esto lo puedes medir con un test llamado TEIQ (Test Emotional Intelligence), para que, a partir de ahí reconozcas tus puntos fuertes y áreas de mejora y poder trabajar con datos y hechos en el crecimiento personal y profesional.
  2. Segundo: trabajar en el autoconocimiento, verte a tí mismo cada vez que sucede algún encuentro incómodo por ejemplo, y analizar lo que podrías haber hecho mejor para obtener mejores resultados.
  3. Tercero: Interésate por los demás, así vas a poner más atención en lo que las personas requieren, parece extraño pero a veces por lograr lo que queremos, nos olvidamos de lo que la otra persona quiere, y una relación es mutua, de por lo menos dos personas. Lo cual quiere decir que es importante que entendamos al otro. Solo en ese momento estarás en la capacidad de actuar mejor socialmente.
  4. Cuarto: conviértete en un ELEFANTE, ¡qué pasó aquí!, cómo es esto se estarán preguntando… ya vieron al elefante, el TAMAÑO DE LAS OREJAS que tiene, son para ESCUCHAR mejor, y vieron el tamaño de su boca, ES TAN PEQUEÑA, que es para decir pocas cosas. Entonces vamos a ESCUCHAR con orejas de ELEFANTE y hablar con la pequeña boca que tiene, por algo dicen que Dios nos dió DOS orejas y solo UNA boca… así lograrás comunicarte mejor.

Voy a recomendarte aquí un BLOG que sigo, sobre habilidades sociales, http://habilidadsocial.com/mejorar-habilidades-sociales/ y un link maravillo que tiene el blog de Pau, sobre los libros recomendados… http://habilidadsocial.com/libros-habilidades-sociales/ , y SI ya me leí varios de esos y te los recomiendo al 100%.

Porque si algo hay que hacer para desarrollar las Competencias Emocionales es estudiar, aprender y repasar, así que manos a la obra.

Como siempre espero tus comentarios y en esta caso hasta tus experiencias que nos sirven a todos.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *