Perdí mi empleo, no es el fin del mundo

Perdí mi empleo, no es el fin del mundo

Aunque hoy tengas empleo y estés completamente feliz con él, te pido compartir este artículo con la mayor cantidad de personas posible, el amigo, del amigo, del amigo, y SU AMIGO, puede estar necesitando leer sobre este tema. ¡Desde ya, te agradezco!

Porque sabes… las dificultades financieras están lejos de ser el único problema que está de la mano del desempleo.

Y esto es fácil de entender, porque buena parte de las personas conecta sus objetivos, propósitos y sentido de identidad y realización… al trabajo.

Por eso, el despido puede llegar a ser uno de los eventos más traumáticos en la vida del ser humano. De hecho, una investigación realizada por el Instituto Americano  Pew Research Center constató que:

44% de las personas que están desempleadas hace seis meses o más, afirman que el momento les trajo “cambios significativos” en su vida

43% perdieron el contacto con sus amigos

38% mencionaron que su autoestima disminuyó

Y, la mayoría afirma que los problemas emocionales aumentaron dramáticamente

Pero no es para desmotivarse, ¡NO!, estoy escribiendo esto para que analicemos las cuatro fases por las que puedes pasar en esta etapa, y las cinco acciones que puedes tomar para mantener tu salud mental, mientras dura este período.

Entonces, vamos a empezar por los cuatro estados emocionales que según el profesor Harold Kaufman, de la Universidad de Nueva York, una persona que transita en esta etapa de desempleo:

Primero La Anticipación: te preguntarás ¿cómo así anticipación? Porque nadie pierde el empleo de la noche a la mañana, o CASI NADIE, antes ya han habido rumores de que la empresa se está reestructurando, de que el país está pasando por una crisis, o de que tienes uno o varios problemas con el jefe o con tus liderados… un sin fin de cosas pueden haber pasado, ANTES, es decir, con anticipación.

Por lo tanto, cuando un despido se concreta, uno experimenta una mezcla de alivio, o un shock (si no estaba preparado para el evento).

En este estado emocional generalmente uno mantiene el OPTIMISMO y CREE que encontrará un trabajo rápidamente.

La pregunta es ¿qué puedes hacer en esta etapa?, controlar la ansiedad o superar el shock y aprovechar el momento de optimismo para hacer un PLAN de ACCIÓN eficaz para encontrar un nuevo empleo, o cumplir tu sueño guardado.

Segundo, Esfuerzo Concentrado: en esta etapa, que dura unos dos a tres meses, uno está enfocad@ en encontrar otro trabajo, y es capaz de mantener la energía y motivación.

Lo importante es revisar tus estrategias constantemente para potencializar esta búsqueda y además mantener una rutina equilibrada, para disminuir el nivel de estrés, porque la motivación puede decaer.

Tercero, Desmotivación: ocurre unos 5 meses después de haber perdido el empleo, y dura un par de meses. Se caracteriza por el desánimo, y aunque uno aún tiene esperanza de encontrar otro empleo, a veces empieza a dudar y la búsqueda puede desviarse y puedes perder el foco.

Lo importante aquí es trabajar tu autoestima, motivación y si fuera el caso algunas creencias limitantes, las actitudes que tienes, las relaciones con las personas y mantener el foco en el objetivo, sea este encontrar un nuevo empleo o desarrollar tu sueño.

Y, cuarto, la Resignación: a veces las etapas se prolongan y puedes llegar a la etapa de resignación donde ya han pasado varios meses desde la pérdida, esto fortalece nuestras creencias limitantes (por ejemplo: no soy bueno para, no voy a encontrar nada bueno… un mundo de gremlins que la cabeza se hace) y aparece una sensación de impotencia y desesperanza. Puedes empezar a aislarte y desarrollar hábitos nocivos y el estrés solo aumenta.

Así que es importante, primero trabajar fuertemente en ti mismo, para no llegar a esta etapa, utilizar técnicas de control de estrés, por ejemplo:

 

hacer mucho ejercicio,

meditar,

comer saludablemente,

y asumir tus responsabilidades

 

Debo decir que estos estados emocionales son generales, no todos pasamos por ellos y todo depende del estado mental y emocional de cada uno, por esto como mencioné al principio, NO ES PARA DESMOTIVARTE, al contrario vamos a ver qué hacer para mantener una salud mental, donde puedo sugerirte los 5 pasos de los que te hablé:

Reestructura tu Tiempo: después de un par de semanas o un mes de perder tu empleo, ya habrás realizado TODOS tus pendientes que tenías guardados por causa de tu “falta de tiempo” para realizarlos… así que ahora, te “sobran” 8 horas del día, como mínimo para utilizarlas de forma productiva. Los consejos son:

Haz una agenda igual que siempre para marcar compromisos contigo mismo.

Coloca los horarios para hacer ejercicio.

Horarios para leer.

Si es el caso estudiar.

Horarios para la búsqueda de empleo.

Para salir con los amigos.

Porque las personas emocionalmente saludables, utilizan su tiempo de manera productiva, es decir no puedes echarte a morir y no hacer nada, debes ser productivo.

Mantén el Contacto Social: llama a los amigos y familia que no has visto hace mucho tiempo, todos te acogerán positivamente, créeme, TODOS, es una creencia limitante el que pienses, ¿qué pensarán de mí, ahora que no tengo empleo? NO, no van a pensar nada, te van a seguir queriendo igual. Así que NO TE AÍSLES, porque es muy importante mantener el contacto social para la Salud Mental.

Esfuerzo Colectivo: en uno de los primeros párrafos escribí, que nosotros conectamos nuestros objetivos y propósitos al trabajo, así que HOY, es hora de conectarte con algo MÁS GRANDE, define tu VISIÓN, conéctate con algo MAYOR que el trabajo.

Y, envuelve a tu familia, amigos, colegas, etc., en la VISIÓN de tu vida, esto te hará sentir parte del grupo, del colectivo, y todas las personas empezarán a conectarse contigo también.  

Identidad Social: el trabajo es visto como una de las principales fuentes de reconocimiento y de identidad en nuestra sociedad. Por lo tanto es importante de nuevo que vayas más profundo dentro de ti mismo e identifiques:

Tus cualidades, capacidades, talentos que hacen de ti un individuo único. Y valoriza tus otros papeles en la vida, el de madre, padre, amigo, esposo, esposa, ciudadano, etc.

Eres más que un empleo.

Actividad Regular: finalmente como la inacción desmotiva y desestimula, afectando la autoestima y la autoconfianza. Es indispensable que elabores una agenda como ya dije en algún lugar de este artículo con tus actividades planeadas. AHORITA MISMO, haz una lista de todo lo que quieres hacer, por ejemplo:

Ejercicio físico, hobbies, deportes, familia, acciones comunitarias y claro la propia búsqueda de empleo o de empezar tu sueño.

Busca ayuda, no te quedes sol@ y apartad@, no te limites por el dinero, invierte con sapiencia en quien te pueda apoyar a mantener la Salud Mental. Esto te llevará a la consecución de tus objetivos, sean cuales sean.

Y, ¡DESDE YA! CONECTA TUS OBJETIVOS PERSONALES A TUS DESEOS Y SUEÑOS PERSONALES, NO SOLAMENTE AL TRABAJO – TENGAS O NO TENGAS EMPLEO.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *