Y a ti… ¿Qué sensaciones te produce el cambio?

Y a ti… ¿Qué sensaciones te produce el cambio?

Cambio… solo de escuchar la palabra a algunos nos da dolor de estómago… a otros miedo, a otros una sensación de ansiedad y con la ansiedad estrés… y así ¡sucesivamente!

Pero calma, tú no eres el único, ni el primero, ni el último que va a atravesar por estas sensaciones, emociones y hasta palpitaciones. Porque la vida no es más que un conjunto de cambios que vivimos todos los días, unos más grandes que otros, pero todos son ¡cambios!.

Y, lo primero que te puedo recomendar, es que diferencies ¿cuál es la sensación que estás sintiendo?, porque así podrás encontrar la solución para esta determinada sensación.

La segunda cosa importante es, establecer las consecuencias que esta sensación te trae, y por último definir las acciones a seguir para calmar ese monstruo dentro del estómago, la cabeza y el corazón, que a veces hace que hasta te paralices, ante las diversas situaciones que el cambio puede generar.

Hoy, vamos a hablar por aquí de uno de los tipos de cambio que cualquiera de ustedes puede estar enfrentando, a lo que yo le llamo LA ENCRUCIJADA DEL CAMBIO LABORAL.

Las sensaciones que pueden producir,
¿Cómo definirlas?, y
Las posibles acciones a seguir para enfrentarlas

CAMBIO DE TRABAJO

Este es uno de los más comunes cambios que puedes haber enfrentado en la vida profesional, porque querías crecer, la empresa donde estabas no llenaba tus expectativas, el trabajo no te gustaba, el jefe no era el que soñabas.. etc… y ahí claro te pones a buscar un nuevo empleo, donde empiezas con las temibles sensaciones del cambio…

¿Y qué pasa si no encuentro otro empleo? – Preocupación
… ¡Y si mi jefe se entera! – Preocupación
Si el nuevo empleo no es bueno.. – Preocupación
Si no me pagan lo mismo que gano – Preocupación de nuevo

Pero como no estás conforme con el empleo actual, te sobrepones a la PRE-OCUPACIÓN y vas en búsqueda de este nuevo soñado empleo… y cuando lo encuentras, llega el primer día de trabajo, y de nuevo los sentimientos del cambio empiezan a inundarte…

¿Lograré cumplir las expectativas para las que me han contratado? – Preocupación
Extraño a mis viejos compañeros – Soledad
No tengo un espacio para mí solo – Cambio de hábitos
Me tengo que levantar más temprano porque ahora queda más lejos – Hábitos

Primero que nada vamos a definir la PRE-OCUPACIÓN, como el término lo indica esta sensación surge porque estás OCUPÁNDOTE de algo antes de que suceda… entonces trae inseguridad y por consiguiente te estresas.

Las soluciones que te puedo dar, en vista de que ya definimos las sensaciones que sufres son:

  1. Establecer un plan de acción para la búsqueda de empleo
  2. Evitar comentar con muchas personas tus planes futuros
  3. Detallar los objetivos del nuevo empleo para dejar PRE-OCUPARTE por si vas o no a cumplirlos.

Ante la SOLEDAD y CAMBIO DE HÁBITOS, el mejor plan de acción será:

  1. Hablar con las primeras personas que conoces dentro de la empresa, por ejemplo: quienes te entrevistaron para el nuevo puesto.
  2. Acércate al departamento de recursos humanos, e intenta almorzar con estos primeros contactos… esto te hará disminuir ese sentimiento de soledad.
  3. Para cambiar los hábitos la regla de oro es: 21 días de la misma acción, ayudándole a tu cerebro para crear una rutina y darle una recompensa.

Y, ahora como el tema ha sido tan interesante, no te pierdas la SEGUNDA PARTE del artículo, donde vamos a revisar:
Cambio de Carrera, y
Me volví emprendedor

Quédate aquí conmigo, y déjame tus comentarios, ¿Cuáles son las sensaciones que has sufrido en esta situación, y cómo las enfrentaste?..

Sigue la secuencia de este artículo que tiene una SEGUNDA PARTE

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *